Feeds:
Entradas
Comentarios

 

 
Poco a poco uno se da cuenta que aquellas situaciones que tanto nos duelen tienen que ver con nuestra resistencia al cambio, aceptar la realidad y… en un sentido más profundo, todo ese sufrimiento es innecesario, porque estamos dejando pasar el tiempo, pasar la vida… y todo por una situación que tarde o temprano tendremos que asumir… es cuestión de reflexionarlo, de soltarlo, de auto-ayudarnos para que nuestro corazón y nuestra mente puedan abrirse, crecer y fluir gradualmente bajo las nuevas circunstancias.
 
Muchas veces nos aferramos algunas personas o determinadas situaciones, buscando el bien común o la felicidad propia, pero esa manera de perseguirlo es tan torpe y tan desesperada que, solo nos crea mayores angustias, quizá necesitemos un golpe más fuerte para llegar a comprender lo inútil de nuestra necedad, para algunos otros, con detenerse a reflexionarlo es suficiente; el tema es que por una u otra vía, tendremos que avanzar, chueco o derecho creceremos y, lo ideal es que sea desarrollando una actitud de desprendimiento… porque no tenemos de otra… la vida es cambio constante, a veces estamos arriba, a veces abajo… a veces llenos, otras sin nada; a veces lejos de unos, pero cerca de otros… total que es un verdadero ir y venir.
 
Crecer es un proceso de experimentación con una serie de errores, dolores y también de triunfos… a veces salimos victoriosos y otras veces salimos frustrados; como quiera que sea, no es menos valioso el dolor o la frustración que la victoria, de hecho uno aprende más de las curvas cerradas en las suele meternos la vida, de las frustraciones y las desilusiones, que de aquello que percibimos como éxito.
 
Hay una frase maravillosa que dice “cada dolor es un estímulo… y ahí, en el estímulo –en el dolor- hay un consejo valioso”, el asunto es que sepamos escucharlo.
 
Mientras mas desafiantes las posturas, las situaciones… mas ganas hay que echarle y mas grande será el beneficio.
 
La pregunta de la semana dice: “¿Qué situación te ha dolido profundamente… pero también te ha empujado a renacer?”
 
 
 

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 
Hay cosas obvias que por ser tan evidentes, las ignoramos; y pocas… muy pocas veces las tomamos en cuenta, como por ejemplo, que cuando los tiempos cambian… uno debe cambiar su forma de actuar, normalmente nos seguimos de largo, con la actitud y la conducta de siempre… sin reparar que esas pautas se han vuelto inservibles, que son inútiles, que tal vez nos funcionaron antes, con otras personas y bajo otras circunstancias, pero hoy en día al actuar como de costumbre, cuando el panorama ha cambiado, generamos confusión y frustración en nuestra mente y a nuestro alrededor.
 
Si los tiempos cambian, es importante que nosotros cambiemos también, esa es la mejor manera de tener resultados exitosos ante una situación nueva, de crisis… de cambio, hay que cambiar de conducta, hay que adaptarse en vez de aferrarse, si realmente queremos superar la situación.
 
Si lográramos ver la vida como un juego de cartas, por ejemplo, veríamos que no podemos jugar igual que ayer, que teníamos cartas distintas, es obvio que debemos replantearnos la estrategia, la vida ‘barajea’ las cartas y, nosotros jugamos según el juego que tenemos hoy en las manos.
 
Voy a repetir durante toda la semana algo que dije ayer y que nos conviene tener siempre presente, los cambios son parte de la vida e irrumpen en la vida de cualquier persona y, mientras mas desafiantes, mas ganas hay que echarle y mayor será el beneficio que obtendremos.
 
En China por ejemplo, la palabra crisis se representa con dos símbolos juntos… uno que quiere decir peligro y, el otro que quiere decir oportunidad; en el peligro esta la oportunidad; ante una crisis económica, crisis nerviosa, crisis de identidad, crisis por un divorcio, una despedida, una enfermedad… ante todas, esta latente, vibrante la oportunidad de renacer; estamos tan habituados a dar por hecho las cosas, y aferrarnos a lo que tenemos o lo que teníamos, que nos negamos casi por completo la oportunidad de un cambio.
 
Hay que contemplar mas a fondo las situaciones que nos preocupan y nos aquejan, porque así descubriremos que tienen otro ángulo, otra cara… un mensaje de esperanza que nos abre los ojos a la vida y a conseguir una relación extraordinaria con ella.
 
La pregunta de la semana dice: “¿Qué situación te ha dolido profundamente… pero también te ha empujado a renacer?”.
 
 

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 
Esta semana vamos a redescubrir aquello que es renovador y maravilloso a través de posturas y conceptos, que nos despertaran el cuerpo y la mente, que nos motivarán… máxime si estamos pasando por una situación de cambio.
 
En el momento en el que aspiramos a colocarnos por encima de las dificultades, ya sea de una crisis económica como la que estamos escuchando tanto, de una enfermedad, un divorcio, la pérdida de un trabajo, una despedida, etcétera… en ese momento; en el momento en el que decidimos superarlo, nuestra vida comienza a adquirir una importancia extraordinaria, justamente esa es la palabra, salimos de las conductas ordinarias, para darle un extra a nuestra vida.
 
Extraordinario es ir más allá de la visión de siempre, de las costumbres regulares y repetitivas, de las excusas y los comentarios vulgares, que muchas veces son inconscientemente aprendidos; porque de alguna manera o, de ciertas fuentes, hemos aprendido a quejarnos, a sufrir, a lamentarnos, a lloriquear por largo tiempo… cuando lo valiosos sería que nos convenciéramos de mirar siempre para adelante, que nos convenciéramos de que todo tiene un porque espiritual y, que las situaciones por las que pasamos siempre, si las aprendemos a ver con otros ojos, nos muestran un aspecto misterioso y mágico de la vida, que nos provee de situaciones con el fin de que evolucionemos, para que no sigamos siendo los mismos, porque son estas experiencias las que nos ayudan a recuperar… algún aspecto de nosotros mismos que ignorábamos, o que teníamos en el olvido o nos ayudan a volver a nuestras verdaderas prioridades… o porque gracias a eso que estamos viviendo, nuestra vida cambio de rumbo y adquirió un mayor significado… ¡en fin!
 
Que los cambios y las curvas cerradas son parte de la vida y mientras más desafiantes… más ganas hay que echarles, porque más beneficio conllevan; Yoga es una disciplina extraordinaria, que nos ayuda a enfrentar y aprovechar todos esos cambios.
 
Ahí esta justamente, a través de las posturas y de la respiración, el entrenamiento mental, aún en las situaciones cerradas… respiro profundo.
 
Los cambios abruptos, las crisis, las despedidas, las curvas cerradas… terminan irrumpiendo la vida de cualquier persona, la vida a todos nos acerca de vez en cuando a esos ángulos, lo que tenemos que aprender es a usarlos para reinventarnos; porque algo en nuestro interior nos dice, que ha llegado la hora de un cambio.
 
La pregunta de la semana dice: “¿Qué situación te ha dolido profundamente… pero también te ha empujado a renacer?”.
 
 

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 
Ayer concluí diciendo que solemos restarle importancia a muchas cosas que hacemos día con día que afecta nuestro cuerpo; hoy diría que si somos suficientemente sensatos, realistas… pues no solamente afectamos el cuerpo, sino que de poquito en poquito vamos acumulando toda clase de inconvenientes gota por gota hasta que se derrame el jarro.
 
La frase de la semana dice: “De poquito en poquito se llena el jarrito” algo así como que de poquito en poquito nos hemos ido volviendo más desesperados, más impulsivos, más enojones, más incomprensivos, menos alegres, más enfermizos, etcétera.
 
En los DVD’s que hemos hechos… presentamos múltiples posturas de Yoga, unas de ellas de forma aislada y otras de manera más dinámica, que nos ayudan a entrar en contacto con nuestro ser físico, usando tanto la mente, la conciencia como las emociones a través de la respiración; con el objetivo de tener una salud más poderosa y armoniosa… incluso podríamos curar algún trastorno físico o emocional, practicando con paciencia y mucha dedicación.
 
Mi énfasis en la sanación y la fortaleza radica en el movimiento, creo en el movimiento porque esa es la esencia de la vida, hoy quiero invitarlos a explorar esos DVD’s que muchos de ustedes compraron desde hace tiempo… Respira profundo… Pausa… la clase completa… y redescubran los beneficios que nos aporta la clase de Yoga.
 
El cuerpo tiene en su interior todos los elementos que necesita para curarse, a base de enojos, tristezas, histerias, sufrimientos, ‘mal-pasadas’, mala alimentación… es que hemos ido inhibiendo ese proceso natural de autocuración que tiene nuestro cuerpo y gota a gota hemos llenado el jarrito.
 
Lo que propone Yoga es justamente el vacío… vaciar gradualmente el cuerpo y el cerebro de todo lo que traemos de más.
 
Casi nunca llegamos al extremo de la noche a la mañana, normalmente ha sido un proceso gradual, nos hemos ido saturando gota a gota… hasta llegar a un límite.
 
La frase de la semana es un refrán mexicano y dice: “De poquito en poquito se llena el jarrito”.
 

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 

 
 
Uno de los principales objetivos de esta sección es que aprendamos a cuidar mas de nuestro cuerpo, hay muchas maneras de hacerlo… la nutrición, el ejercicio, los masajes, diferentes tipos de terapia corporal… como Yoga… etcétera; y que a través de estas terapias logramos fortalecer nuestra salud.
 
Ciertamente en los últimos años, la salud se ha vuelto un tema que interesa no solo a los expertos sino cualquier tipo de persona; aunado a que dichos expertos como médicos, científicos, terapeutas… se han enfocado en estudiar que es lo que mantiene a la gente sana… mas allá de investigar solamente como curar la enfermedad; porque finalmente esta comprobado que muchos de nuestros achaques podrían prevenirse.
 
Lo que inicia con un problema pequeño, degenera en una enfermedad muy dolorosa, la inactividad física puede ocasionar serios problemas digestivos por ejemplo, la tensión de los músculos de la parte superior de la espalda y el cuello puede ocasionar migrañas que nos se calman con ningún medicamento… la rigidez en las articulaciones puede genera artritis… la respiración deficiente y escasa puede generar mala circulación de la sangre e incluso problemas de presión arterial, la acumulación de emociones toxicas nos ayuda a acumular toxinas comos las grasas que nos provocan sobrepeso.
 
Todos estos y muchos otros problemas pueden prevenirse, todos son precedidos por señales de alarma muy claras que si aprendiéramos a escuchar nuestro cuerpo e hiciéramos algo al respecto podríamos remediarlas antes de que se agravaran; se vuelve difícil escuchar nuestro cuerpo, cuando nos hemos acostumbrado a escuchar principalmente el exterior… respirando profundo uno hace conciencia y… respirando profundo es la mejor manera de hacer ejercicio.
 
En el transcurso de la semana vamos a ir viendo la diferencia con respecto a la flexibilidad y la fuerza que vamos a ir adquiriendo en la parte inferior del cuerpo.
 
Inhalo y exhalo… con tantas actividades y preocupaciones que nos hemos inventado, es fácil olvidar nuestro cuerpo y subestimar todas las cosas que día con día hacemos para afectarlo.
 
La frase de la semana es un refrán mexicano y dice: “De poquito en poquito se llena el jarrito”.
 

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 
 
…La verdad es que cuando tenemos baja autoestima, las cosas nunca salen bien y obviamente nunca terminan bien, así que si queremos que el panorama mejore tenemos que empezar por nosotros mismos… a valorarnos a nosotros mismos, antes de ponernos a darles instrucciones a los demás; porque no es raro que tengamos la autoestima por los suelos y queramos remediarlo exigiéndoles a los demás que nos den un mejor trato, cuando nosotros mismos nos mal-tratamos.
 
Para tener más idea de la magnitud de este tema, tenemos que aprender que la manera en la que nos sentimos con nosotros mismos… repito… la manera en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos, finalmente se extiende a todas la áreas de nuestra vida, así que si no nos sentimos muy bien, terminaremos infectando todo el panorama.
 
Este es un ejemplo claro de lo que ya hemos hablado otras ocasiones… que nosotros co-creamos nuestra realidad… o sea… que somos parte importante de la creación o de la destrucción de nuestra realidad; sin embargo, somos muy necios y a veces nos tardamos en aprender, no dejamos de subestimarnos hasta que tocamos fondo, y como decía ayer… a veces no nos sabemos valorar, no sabemos darnos nuestro lugar, pero indudablemente es un error doloroso que tenemos que cometer para darnos cuenta de lo que valemos en realidad.
 
Es una forma bruta… pero es una forma con la que despertamos del maltrato y nos damos cuenta de lo que realmente valemos y de lo que nos merecemos… y del tiempo perdido también, ¡en fin!… que eso duele… pero eso que duele nos ayuda a aprender… saber quererse a uno mismos es un placer… pero quererse demasiado es un placer doble.
 
El concepto mas importante que podemos crearnos en la vida, es el concepto sobre nosotros mismos… y de el se deriva el lugar que nosotros mismos nos otorgaremos.
 
La frase de la semana dice: “El que se subestima así mismo, justamente será subestimado por los demás”.
 
 
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

 

 
 
El significado literal de subestimar es: estimar a una persona, cosa o situación por debajo de su valor real; subestimarnos a nosotros mismos, es estimarnos, apreciarnos por debajo de lo que realmente valemos.
 
A veces no sabemos valorarnos, no sabemos darnos nuestro lugar… pero indudablemente es un error que tenemos que cometer, para darnos cuenta de lo que valemos en realidad.
 
Este tipo de errores son muy dolorosos, duele mucho saber que no supimos valorarnos, duele mucho saber que no supimos darnos nuestro lugar, pero esos errores muchas veces son la mejor manera de saber quienes somos y cuánto valemos.
 
Hay momentos en que hasta los más exitosos tiene problemas con su nivel de autovaloración, saben asumir retos muy altos y muy exigentes por querer colocarse por encima de las circunstancias aunque eso no quiera decir precisamente que sepan auto-valorarse; puede ser que sepan auto-exigirse pero muchas veces lo hacen atropellando su propia autoestima.
 
Si lo analizamos a profundidad podemos sorprendernos de la cantidad de compromisos que estamos dispuestos a aceptar aunque estos nos lastimen; trabajos muy demandantes, relaciones grises… insípidas o de plano destructivas, peticiones humillantes, en fin… verdaderos sometimientos que exigen mucho esfuerzo y sacrificio; pero a veces necesitamos de eso, aprender de la manera mas dolorosa… subestimándonos, porque así nos encontramos frente a frente con el dolor y, nos sentimos movidos a reaccionar… entonces actuar teniendo muy claro quienes somos y que es lo que nos merecemos… la respiración insisto nos abre la conciencia y nos ayuda a respirar.
 
Que quiero decir con una mejor flexibilidad… una flexibilidad que no es momentánea, una flexibilidad conciente, es una flexibilidad que se queda en mi cuerpo… parece que a veces necesitamos aprender de la manera mas difícil para no seguir cometiendo el error de darnos una vida poco gratificante.
 
La frase de la semana dice: “El que se subestima así mismo, justamente será subestimado por los demás”.
 
 
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*