Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2008

Hoy voy a hablar de un error muy común, justamente ahora que estamos hablando de los errores que cometemos y, es que a veces nos da por creer en productos que van a cambiarnos la vida mágicamente, que se van a llevar todo lo que nos estorba y van a dejarnos listos para el éxito… cuando la realidad es que nada de eso funciona así, ya lo hemos comprobado… sabemos de sobra que por ejemplo, un pensamiento positivo suena bonito pero no crea un gran cambio si no sacamos primero todos los pensamientos negativos que traemos debajo, que para desbloquear esa programación que traemos necesitamos mas que un libro con una propuesta de vida nueva o… alguna pastilla que promete las maravillas y… ¡ojo! esto no quiere decir que esos productos o elementos no funcionen, lo que no funciona es hacerlos aisladamente… lo que hace falta es integración y, muy poca gente propone la integración; es decir, que todas nuestras demás acciones sean congruentes con ese propósito.
Porque si yo me compro el libro mágico, el DVD de Yoga; creyendo que ahí están todas las respuestas a los conflictos de mi vida, estoy siendo una víctima cualquiera, la realidad es que cada uno es un caso diferente y, cada uno tiene su propio potencial para resolver su propia conflictiva… y para eso, hay que ir hacia dentro, para despertar la conciencia.
Lo que pasa es que queremos soluciones rápidas… y si las hay, pero son de resultado efímero; digamos que el DVD funciona, falta que lo hagamos funcionar con todo lo que representa, esta sección tiene el propósito de acercarnos a una disciplina que nos enseña más de nosotros mismos, nos enseña a escucharnos y a saber por nosotros mismos, no por nadie mas, que es lo que necesitamos para vivir en armonía con nosotros y con el entorno, uno mejor que nadie sabe que es lo que tiene que dejar de hacer, sabe que es lo que le conviene y lo que no… lo que pasa es que como hemos vivido tan alejados de nosotros mismos, tratando de complacer otros criterios, que nos cuesta hoy en día tratar de encontrar nuestras respuestas de buenas a primeras.
Pero una vez que uno encuentra esa puerta, uno se da cuenta que todo el conocimiento que necesitamos para vivir en armonía esta en nuestro interior… el error… nuestro error es que nos hemos vuelto fácilmente influenciables, porque perdimos el criterio… vivimos inconcientemente, traemos una pobreza interna que nos tiene sedientos y a la menor provocación caemos en las trampas; el mundo hoy en día es un mercado, donde indudablemente existen productos sorprendentes y muchos de ellos son altamente favorables… son extraordinarios para nuestra vida; el asunto es que necesitamos conocernos bien para distinguir los que realmente van a aportar lo que hoy por hoy necesitamos y así no cometer errores al elegir.
Yoga es una opción maravillosa para rescatarnos de tantas confusiones y no cometer el error de vivir la vida que los demás quieren que vivamos… Yoga es volver a nuestra verdadera esencia, que es única y que es espiritual.
Con eso sería suficiente para cambiar ¡en principio! la forma con la que empezamos nuestros días. Hablando como lo hicimos al principio de productos el DVD que sacamos de Yoga funciona, falta que lo hagamos funcionar, no solo haciendo las posturas por que eso sería un error; sino con toda la temática que conlleva.
La frase de la semana dice: “El que comete un error y no lo corrige, está cometiendo otro error”

*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

Me pidieron en sus llamadas que repitiera el tema de ayer… voy a repetir solo la esencia para remarcar esos conceptos e ir con lo que sigue; decíamos ayer que, al cometer un error nos topamos con las consecuencias y, entre esas están las reacciones de los demás, generalmente una persona afectada por nuestros errores reacciona con ira y, en esos casos lo más inteligente es callarnos y permitir que la otra persona exprese lo que siente.
De ninguna manera es favorable hacer juicios acerca de lo que debería o no debería hacer la persona irritada, eso solo empeorara las cosas, lo prudente es mostrarnos comprensivos e incluso manifestarle que entendemos comos se siente por nuestro error, decirle que quizá en su lugar nosotros nos sentiríamos igual, esto va a crear una empatía y va a enfriar la situación haciéndola mas llevadera y, aquí hay un punto muy importante a considerar en todo este asunto de los errores que cometemos o que cometen los demás y es que, independientemente de lo que haya pasado la vida continuará… aunque las cosas no correspondan con lo que habíamos planeado.
Entonces viene muy bien cuestionarse la forma en la que estamos abordando estos desajustes, porque esa reacción dará la pauta para que las cosas se solucionen a nuestro favor o no.
Un error es una experiencia y algunas de estas experiencias tienen costos muy altos, lo importante es aprender, para no pagar cada vez consecuencias más grandes… entonces preguntémonos ¿qué tengo que aprender de esto que nos paso?
Si la regamos y afectamos otros intereses, en vez de ponernos a la defensiva… lo que conviene es escuchar a los que se sienten ofendidos con nuestra falla… si les viene bien una explicación ¡otorguémosla! sin buscar defendernos porque eso empeorara las cosas, recordemos que están bajo un estado de ira; pero si no nos piden explicación alguna, nos toca escuchar… cooperar… y callar, esa es nuestra lección.
La frase de la semana es de Confucio y… Confucio: “El que comete un error y no lo corrige, está cometiendo otro error”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

 

Vamos a continuar con el tema de esta semana, el tema de las equivocaciones o las metidas de pata, que no solo es el hecho, sino todo lo que conlleva; cuando uno comete un error, inmediatamente debe salir a la luz el autocontrol emocional para no hacer las cosas más grandes o… mismo para mantener la calma si los demás son quines las están haciendo mas grandes, es importante tomarse un momento para calmarse, observar que es lo que sucedió y lo que está sucediendo a partir del acontecimiento; es decir, observar las consecuencias de nuestro desatino y buscar inteligentemente la forma de remediarlo.
Hay que tomar en cuenta que en la mayoría de las equivocaciones o los errores que cometemos, afectamos otros intereses, lastimamos a otras personas; porque hay de por medio relaciones, negocios, sentimientos, etcétera y… eso hará que nos enfrentemos a las reacciones de dichas personas, que suelen reaccionar en algunos casos con ira y, es que en muchos de los casos, nuestras equivocaciones ya son muchas.
Entonces cualquier intento por explicar lo que paso será en vano en ese momento, por lo tanto lo más oportuno es escuchar y esa es una forma de comenzar a remediarlo, escuchar atentamente para entender porque la otra persona se siente como se siente o… de hecho conviene manifestárselo, decirle ‘se como te sientes, deja que yo me haga cargo… lo voy a remediar, te comprendo’
Es muy importante que nos reservemos nuestros juicios acerca de lo que debería o no debería hacer la otra persona irritada, eso es fatal… la regamos y queremos que se calmen de inmediato, si… sería maravilloso, pero no se van a calmar si nos les permitimos primero expresarse, entonces nos toca callarnos; cuando la persona esta en ese estado de ira, no hay para donde hacerse… nos toca ceder y, ayudar con nuestra comprensión, para que la situación se enfríe y después podamos actuar… ese es justamente un buen momento para practicar la respiración profunda.
Cuando cometemos un error grave, solemos llegar a un punto critico y dependiendo de lo que digamos y hagamos, podremos salvar o no la situación… o sea que hay que enfrentar lo que hicimos, pero hay que saber con que palabras y bajo que actitud lo hacemos.
La frase de la semana es de Confucio… Confucio fue una de las personas mas influyentes de la antigua China y la frase dice: “El que comete un error y no lo corrige, está cometiendo otro error”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

 

Es una ironía ese asunto de las equivocaciones, de los errores en general; porque muchas de las veces que cometemos un error, en vez de detenernos y disculparnos para no hacer las cosas más grandes y hacernos cargo de las consecuencias… solemos ponernos de dignos y agresivos, con todo y que nosotros fuimos quienes la regamos, ¡obvio! para disfrazar nuestro error y tratar de dirigir la atención hacia otro punto, para no pagar los platos rotos y ¡eso en el mejor de los casos! Porque no falta que reconozcamos cínicamente que la regamos y que estamos mal… ‘sí estoy mal ¡y que! O sea, que además de torpes, extravagantes y cobardes, porque para evolucionar hay que dejarse de tonterías y enfrentar… o sea… hacer frente a las situaciones.
Pero para ver en realidad lo que esta pasando, basta con que nos pongamos del otro lado de la moneda, y entonces notaremos que todo ese jaloneo es un disparate, es una completa ridiculez, porque todo mundo se equivoca… la diferencia esta en como lo solucionamos.
Cuando hemos visto a alguien cometer una falta hemos pensado muchas veces que una disculpa sincera sería suficiente… aunada a que nos demuestre con sus actos… pero que verdaderamente nos demuestre que le interesa mejorar la situación; pero cuando somos nosotros los que rompimos los platos, no vemos como reparar el asunto… sino mas bien, como esconder lo que hicimos y, la verdad es que nos complicamos mucho la existencia, porque hasta el más elegido, el más elevado… suele equivocarse y, no es consuelo de tontos… sino la realidad de todos.
Ya lo hemos dicho antes, cuando uno se equivoca lo que puede hacer toda la diferencia es lo que hacemos para remediarlo… vamos a remediar, a restaurar, a regenerar nuestra estructura haciendo Yoga.
Cuando cometemos un error, podemos hacernos los desentendidos… podemos culpar a los demás… podemos ponernos de dignos y agresivos… o podemos aceptar nuestra equivocación; pero la verdadera diferencia, más allá de todo ese melodrama de que si fui yo, que si no… es que cuando comete uno un error, independientemente de que lo sepan o no los demás porque puede que nadie se haya enterado, lo importante es tomar cartas en el asunto para evitar una consecuencia mayor.
La frase de la semana dice: “El que comete un error y no lo corrige, está cometiendo otro error”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

 

Hoy vamos a aprender más de la vida observándonos a nosotros mismos, si observamos nuestra condición actual física, mental y emocional… notaremos que nos sentimos como nos sentimos o… que nos vemos como nos vemos; como consecuencia de ciertos factores que se han conjuntado y que han dado este resultado.
Puede que nos guste o que nos desagrade como nos vemos o nos sentimos en este momento, pero lo que es importante que observemos hoy, es que todo es consecuencia de algo… nada sucede si no tienes las condiciones propicias para generarse; ahora bien, esto de ninguna manera es con la intensión de lamentarnos, sino por el contrario, debe ayudarnos para observar hasta que punto nosotros participamos y damos lugar a estos acontecimientos y, que es lo que podemos hacer para evitarlo y superarlo.
Viéndolo bajo esa óptica notaremos que nuestra vida es consecuencia de algunos aciertos o de ciertas equivocaciones que hemos cometido y, aquí esta un ejemplo interesante; a veces cometemos errores fatales con el cuerpo y afectamos su funcionamiento por no saber de limites, nos engolosinamos con el placer que algo nos proporciona y, por ignorantes y negligentes ponemos en riesgo nuestro bienestar.
Curiosamente ese patrón de conducta lo reflejamos en los demás ámbitos de nuestra vida; es decir, que como nos comportamos con el cuerpo, es como nos comportamos en general, cometemos errores con nuestra conducta que afectan el funcionamiento de nuestras relaciones por no saber medirnos o… por no esforzarnos más. Vamos a respirar profundo para sumar aciertos y desbloquearnos de esa programación.
El tema es ir fluido y con calma par tratar de no cometer errores y, cometer un error es parte de lo natural… es normal, inhalo y… exhalo. Los errores son causa de la ignorancia, de la negligencia o el descuido… y naturalmente forman parte de nuestra inexperiencia, porque no llegamos aquí sabiendo como; pero ciertamente estamos aquí para aprender y esa es la única manera en la que podremos superar y mejorar nuestra conflictiva, aceptando nuestros errores y aportando soluciones.
La frase de la semana es de Confucio y dice: “El que comete un error y no lo corrige, está cometiendo otro error”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

 

El día de hoy voy a remarcar algunas ideas muy valiosas que vimos durante la semana, para que obtengamos el estimulo que a veces nos hace falta y las usemos para acercarnos mas a lo que siempre hemos querido ser.
Vimos ante todo que uno no puede andar por la vida tratando de satisfacer las expectativas de los demás, porque eso es una fantasía muy ‘bruta’, los demás esperan que seamos de determinada manera para que cumplamos con la fantasía que se han metido en la cabeza e incluso nos condicionan su cariño o su aceptación, a través de esa maniática idea y, nosotros débiles e ignorantes, aceptamos cumplir con esa fantasía porque no valoramos nuestra propia vida y… al final de cuentas la persona en cuestión, que es una persona insegura cabe mencionarlo, no nos quiere o no nos aprueba lo que realmente somos, en pocas palabras lo que le importa es su persona… no la nuestra, le gusta la fantasía… mas no nuestra realidad.
Pero la esencia de ese conocimiento no nos llega, hasta que vemos que se nos están yendo las oportunidades… que se nos están yendo los años y que nos estamos amagando la vida; por no ser o… no hacer lo que en el fondo nos late, y así es como uno va perdiendo rumbo, perdiendo sus sueños, perdiendo la fuerza en sus talentos… entonces lo que nos hace falta no es talento sino FUERZA para liberarnos, una fuerza potente… fuerza de voluntad, y la pregunta es ¿cómo la podemos conseguir?
Pues primero hay que recordar ¡que la vida no es mañana… y es ahorita! entonces hay que levantarse temprano, hacer Yoga y al terminar buscar en la mente modelos que se acerquen a lo que nosotros deseamos, modelos congruentes con nuestra realidad, que nos incentiven y usarlos como baterías para recargarnos y estimularnos durante todo el proceso.
Necesitamos desarrollarnos a través de nuestras habilidades para estar alegres y, la alegría produce salud.
Esta semana vimos un punto muy importante, que finalmente nuestra mayor debilidad reside en nuestra falta de compromiso, necesitamos comprometernos más con nosotros mismos y cumplirnos a nosotros mismos, necesitamos fuerza de voluntad todos los días, porque de esa manera… solo de esa manera veremos y seremos quien siempre quisimos ser y… entonces tendremos mucho para dar a los demás.
…La frase de la semana dice: “De nada sirve un gran talento, sin una gran fuerza de voluntad”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

 

Independientemente de cuales sean nuestros talentos, la única forma de darles cause, de vernos realizados a través de ellos, es usando nuestra fuerza de voluntad; porque de nada sirve que tengamos ciertas habilidades o dones si no tenemos la energía, la entereza, la fuerza de voluntad… para no flaquear en el proceso.
Entonces queda claro que la fuerza que hace posible los logros, es decir, que hace la diferencia… es la fuerza de voluntad; partiendo de esa característica podemos decir que en el mundo existen dos tipos de personas, las que salen a su casa y antes de llegar a la esquina se intimidaron y se regresaron y, las que llegaron a la esquina y se animaron  dar la vuelta y descubrieron más allá.
A todos nos ha pasado que, alguna o algunas circunstancias nos hacen sucumbir, nos hacen rendirnos y, entonces dejamos de lado algún proyecto que nos atraía tanto, con el pretexto de que había muchos obstáculos en el camino, cuando lo que no había era fuerza de voluntad; porque en todos los caminos hay topes, vueltas e incluso calles cerradas.
¿Qué es lo que hace que algunas personas no se intimiden con una pared enfrente? su CONVICCIÓN, su ENTUSIASMO, su ENERGÍA… y a veces, esta proviene de su CORAJE bien encausado, de estar hartos de verse sufrir, su fuerza de voluntad, realmente es una fuerza interna… una potente energía por dejar atrás el sufrimiento, la estrechez, la miseria, la escasez.
Vamos a hablar de las metas más comunes para resaltar nuestro talento más valioso, el talento de ser una mejor persona; y para ser una mejor persona en este mundo maniático, competitivo y estresado… se necesita una fuerte convicción y, uno empieza a ser una mejor persona con uno mismo; por ejemplo… cuidando de su salud; pero sin fuerza de voluntad, uno se rinde en el trayecto… y se inventa pretextos para justificar sus pereza y su insuficiencia… es decir, su mediocridad.
Y uno claudica en su propósito de bajar de peso, de dejar de fumar, de dejar de ‘gritonear’ o… de faltar a su ejercicio y, conste que estamos hablando de propósitos en nuestro beneficio… porque nos falta coraje para vernos más sanos.
Entonces retomando el pensamiento anterior, a caso haría falta que nos pase algo grave para que sintamos la potencia de la energía, necesitamos ver el desastre para que tengamos el impulso y la fuerza de voluntad para vernos mejor, vamos a respirar profundo… siempre que uno respira profundo uno reacciona.
Uno puede estimular su fuerza de voluntad, con imágenes poderosas… que recuerden constantemente el lugar al que se quiere llegar… imágenes mentales o… imágenes impresas, que coloquemos en algún lugar estratégico para estimularnos; o bien, uno se puede sentar y esperar a que las cosas empeoren para entonces reaccionar.
La frase de la semana dice: “De nada sirve un gran talento (o un gran propósito diría yo), sin una gran fuerza de voluntad”
*-.*.-* NAMASTÉ *-.*.-*

Read Full Post »

Older Posts »